Blog

Entrevista a Ana Baldero Martínez, Titular del Gabinet de Psicologia i Centre de Teràpia Familiar i de Parella, CLES

¿Cómo decidiste dedicarte a la psicología?

Me interesaba mucho y tenía curiosidad por conocer a las personas en profundidad y entender sus actitudes, emociones, competencias, sentimientos y conductas, para poder ayudarlas en la medida de lo posible cuando se sentían con malestar y sufrimiento, así como ayudar a mejorar sus competencias y recursos personales.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te aporta tu trabajo?

Tener conciencia que las situaciones en las que intervengo aporto algo para el bienestar de las personas, de sus relaciones y de su vida en general.

¿Cuáles son los tratamientos o terapias más demandados por tus pacientes?

En general, trastornos afectivos (depresión, ansiedad, tristeza), de la conducta alimentaria, situaciones complejas en las etapas de la infancia (trastornos del desarrollo, dificultades proceso de aprendizaje, abusos y maltrato), adolescencia (autonomía, relación padres e hijos, límites, pautas educativas, absentismo escolar), madurez (temas laborales, infidelidades, cambios en general) y tercera edad (soledad, demencias, relación con los hijos), separaciones y divorcios, problemas de pareja, relaciones familiares en general (familias biológicas, adoptivas, temas judiciales).

Eres especialista en terapia familiar, los problemas en las familias, ¿cómo han evolucionado en los últimos años?

Aunque en el fondo no son temas muy diferentes a los que se presentaban en otras épocas, si que se explicitan de manera diferente en función de la evolución de la sociedad, de los valores, creencias, avances de la ciencia y tecnología.

¿Cuál es el avance terapéutico que más ha favorecido a la psicología en los últimos años?

Considero que lo más importante que ha sucedido en la trayectoria de la psicología como ciencia aplicada, ha sido que se haya podido incorporar en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana (salud, de la educación , del trabajo, del deporte…) como una especialidad profesional al mismo nivel que otras muchas, desde la concepción de estar al servicio de las personas para mejorar su calidad de vida, favorecer su bienestar, rendimiento, logros, relaciones sociales. Ello significa que se ha desmitificado la intervención de los psicólogos, en el sentido que ya no son asociados a la idea de “profesionales que tratan sólo la locura”, con lo cual muchas personas se han podido beneficiar de la intervención de los mismos, en la misma línea que todos nos beneficiamos del oculista, dentista.

¿Qué recomendación le darías a los pacientes que sufren de algún problema y aun así no acuden a la consulta del psicólogo?

Simplemente que consideren las diferentes maneras y posibilidades de resolver y afrontar de manera más saludable sus malestares, angustias, temores, problemas, conflictos, dificultades… Y que una de ellas, bien pudiera ser la consulta a un profesional de la psicología.

22 de mayo de 2017 | Tema: Psicólogo